Rector de la Universidad de Magallanes, Juan Oyarzo: “Es de vital importancia contar con recursos permanentes estipulados por ley para el desarrollo de nuestra Universidad”


El Rector de la Universidad de Magallanes ,UMAG, Juan Oyarzo, asumió el cargo el año 2014. En sus tres años de gestión, el ingeniero civil, Master en Ingeniería Mecánica y Doctor en Energías Renovables, ha implementado un plan estratégico, con el objetivo de mejorar, en forma sustantiva, las diversas áreas de desarrollo institucional. En particular, convertir a la UMAG en un foco de investigación científica a nivel mundial. En esta entrevista, se refiere a este tema y aborda, también, las políticas públicas que, a su juicio, deben impulsarse desde el Ejecutivo, para  fomentar el crecimiento de esta institución ubicada en el extremo sur del país.

Usted fue electo el año 2014 con una amplia votación, lo que significa que la comunidad universitaria está comprometida con el programa propuesto por las autoridades durante los últimos años. ¿Qué aspectos destacaría de la gestión que se ha efectuado con miras a fortalecer a esta casa de estudios?  

Un eje central ha sido la gestión basada en procesos definidos para cada área de desarrollo institucional. En este contexto, hemos avanzado en el mejoramiento de la docencia de pregrado, efectuando acciones clave, como la evaluación del perfil de ingreso de los estudiantes, la  realización de talleres de apoyo para asignaturas críticas que presentan históricamente un alto nivel de reprobación, el desarrollo de tutorías  complementadas con monitores (alumnos destacados de cada carrera), la virtualización de módulos de apoyo para el aprendizaje,  capacitación de profesores, a través de un Diplomado en Docencia Universitaria, la implementación tecnológica y didáctica de los espacios formativos, y el seguimiento  físico y virtual de los resultados de este aprendizaje.

Asimismo, hemos establecido una alianza estratégica con el Gobierno Regional, con el propósito de aportar al cumplimiento de la misión que se ha trazado para  Magallanes y la Antártica chilena : Ser un foco de desarrollo científico a nivel mundial. Así surgen proyectos como el “Centro Antártico Internacional”,  el “Centro Subantártico Cabo de Hornos”, el “Centro Asistencial Docente y de Investigación” y el “Centro de Teledetección y Geociencias”, entre otros.

Creo importante, también, destacar la acreditación de la Universidad en el área de investigación y su participación institucional en redes nacionales e internacionales, tanto en este aspecto, como en Vinculación con el Medio.

La Universidad de Magallanes se proyecta como un centro de estudios e investigación estratégico para el país, debido a la zona geográfica donde se ubica, ¿Cuál es el potencial que ha alcanzado la institución de educación superior en esta materia?

Hemos determinado 4 líneas estratégicas de investigación: Energía, Biodiversidad Antártica y Subantártica, Poblamiento en Altas Latitudes, y Desarrollo Humano. Lo anterior, ha ido acompañado de la contratación de doctores que integran redes de investigación nacional e internacional en las áreas mencionadas , y la conformación de equipos institucionales para postular e implementar proyectos colaborativos. En este sentido, hemos creado nuevos programas de postgrado (magister y doctorados) y hemos ido logrando su acreditación paulatina.

¿Qué medidas considera necesarias incluir en el Proyecto de Ley sobre UES del Estado, para resguardar el fortalecimiento de la Universidad de Magallanes?

Es necesario considerar mecanismos de incentivo para que académicos de alto nivel se integren y permanezcan en la institución. Asimismo, debiera haber un aumento de los fondos basales, que permitan financiar la investigación con los recursos que se requieren para hacer ciencia y generar conocimiento en un área geográfica, donde toda gestión se encarece. Esto implica tener un presupuesto específico y diferenciado de la docencia de pregrado.

Es importante, también, que se incluyan criterios de pertinencia regional al momento de evaluar proyectos de investigación que se presentan a concursos nacionales.

Finalmente, es imprescindible incorporar al presupuesto regional destinado la investigación que se realiza, a la única universidad estatal existente en Magallanes y Antártica chilena. Me refiero a una figura presupuestaria fija y similar a la que existe para el Centro de Estudios del Cuaternario Fuego, Patagonia y Antártica (CEQUA).

Usted ha señalado que un escenario óptimo es que la UMAG cuente con recursos permanentes estipulados por ley, debido a su condición de universidad ubicada en una zona extrema. . .

Es de vital importancia contar con recursos permanentes estipulados por ley para el desarrollo de nuestra Universidad, pues sólo así estaríamos en condiciones de hacer gestión proyectiva, es decir, no sólo realizar esfuerzos para cumplir nuestra misión, sino dar pasos de acercamiento a la visión institucional en lo que se refiere a formación, investigación y vinculación con el medio regional, nacional e internacional. Ninguna institución puede adquirir compromisos a mediano y largo plazo en el marco de proyectos relevantes como los centros de docencia e investigación mencionados anteriormente, cuando no dispone de una base presupuestaria fija, la que obviamente se deberá complementar por la vía de los fondos concursables.

 ¿Qué necesidades cubriría un financiamiento basal en las distintas áreas del quehacer de la UMAG, como son  la investigación, docencia, y vinculación con el medio? 

En el área de la docencia, permitiría el fortalecimiento y extensión de los programas de apoyo destinados a estudiantes con perfil de ingreso desfavorecido. Haría posible, también, el aumento de infraestructura destinada a la formación de pregrado (técnica y profesional) y la implementación didáctica, bibliográfica y tecnológica de los espacios formativos. Asimismo, facilitaría la capacitación académica, para formar en espacios físicos y virtuales; contribuiría a la participación en redes nacionales e internacionales de innovación pedagógica; y a  la acreditación de calidad, por mayor cantidad de años, de la totalidad de las carreras técnicas y profesionales que imparte la institución. Finalmente, se podrían generar  los incentivos  académicos para lograr un desempeño destacado en el área de la docencia.

En Investigación, disponer de aportes basales permitiría la contratación de más académicos con alto grado de formación de postgrado, especializados en las áreas priorizadas y declaradas en el Plan Estratégico de Desarrollo Institucional. Del mismo modo, fomentaría la participación permanente e igualitaria en redes de investigación nacionales e internacionales, el aumento de publicaciones de alto impacto referidas a las líneas de investigación priorizadas y la indexación de más revistas institucionales.

En Vinculación con el Medio,  ampliaría la cobertura de las actividades culturales, deportivas y de todas las acciones de extensión universitaria a nivel regional, nacional e internacional. Asimismo, aportaría al fortalecimiento  de las alianzas con organismos públicos y privados;  y haría posible contar con una infraestructura adecuada para acciones en beneficio de  la comunidad (centro de eventos; clínicas jurídicas, psicológicas, kinesiológicas, etc.)

¿Cuán difícil es que los buenos académicos quieran trasladarse a vivir a la Región de Magallanes?

En las condiciones actuales es muy complejo captar académicos con alto nivel de formación que se integren y permanezcan en la institución. Los sueldos que ofrecemos son bajos respecto a los que logran en otras universidades regionales y, más aún, en las ubicadas en el centro del país. A ello se suma el hecho que, para mantenerse actualizados, requieren de recursos complementarios que les permitan viajar, participar en  seminarios, encuentros y programas de especialización. Además, el costo de vida en Magallanes es mayor que el de otras regiones.

¿Cómo ve usted los temas de excelencia e inclusión en la UMAG?

Nuestra institución va en ascenso en materia de excelencia. Así lo demuestran los resultados obtenidos en los procesos de acreditación institucional y de carreras, como también, el nivel de impacto de las publicaciones científicas. El seguir avanzando depende de dos variables: mejorar el presupuesto y seguir progresando en lo que se refiere a gestión estratégica en cada área de desarrollo y en todos los niveles de la estructura organizacional.

Respecto de la inclusión, hemos ido dando pasos importantes en materia de infraestructura, ambiente, procedimientos docentes y programas de apoyo para el aprendizaje. No obstante, nos falta mucho por hacer, pues ser una institución inclusiva implica lograr cambios culturales, procedimentales y ,en especial, actitudinales.

¿Qué objetivos desearía  haber cumplido una vez que finalice su actual mandato?

Cumplir con las metas declaradas para cada una de las áreas  en el Plan Estratégico de Desarrollo Institucional.

Anterior Rector de la U de Tarapacá, Arturo Flores: “Fortalecer las universidades de zonas extremas es una opción de política pública para el desarrollo equilibrado del país”
Siguiente Síntesis Agenda Legislativa

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + Once =