Tito Flores, director ejecutivo OBESUP: “Quienes no pueden finalizar sus estudios empeoran su situación respecto de quienes nunca se han matriculado en una institución de Educación Superior”


sin-titulo
“Avances en Educación Superior en Chile: Cobertura y finalización de estudios en el mundo del trabajo”, es el nombre del estudio publicado por el Observatorio de Educación Superior de las Universidades del Estado (OBESUP), que apunta a un análisis de la cobertura total del sistema de Educación Superior y su repercusión en el mundo laboral.

¿Qué pasa con quienes no terminan sus carreras, en término de remuneración y deudas? Ante esta pregunta, el 1° Estudio de la línea de análisis OBESUP, encabezado por el investigador Rodrigo Fernández, advierte que en Chile se están formando profesionales sin las plazas necesarias de trabajo.

“(…) mientras el porcentaje de crecimiento de la población de entre 18 y 24 años de edad fue de un 17,3% entre 1990 y el 2015, la matrícula en el Pregrado casi se ha quintuplicado en ese mismo lapso, lo que implica que si en 1990 la tasa de cobertura bruta era de un 14,1%, para el 2015 esta alcanza un 43,1%”, detalla el informe. En el que además se advierte una transformación del sistema en la composición de su población estudiantil. Ahora, aquellos estudiantes que históricamente habían estado fuera del ingreso universitario, hoy tienen la posibilidad de acceder a una amplia gama de instituciones.

sin-titulo
“El sistema actual ya no es el pequeño y elitista de hace algunas décadas, sino que uno de masas. Aquellos sectores históricamente excluidos del sistema son los que ahora han recibido la expansión en matrícula en instituciones universitarias”,  explica Tito Flores, Director Ejecutivo OBESUP, advirtiendo los problemas que provoca la masificación en la Educación Superior.

“Un sistema masificado implica que la formación a nivel superior ya no está exclusivamente orientada hacia lo que comúnmente se denominan “profesiones liberales” o hacia el aumento de las capas intelectuales, sino que implica una relación estrecha entre el sistema educativo y el mercado del trabajo”, señala Flores.

Brechas salariales en el mundo profesional: Lo que esconde el promedio general

El documento, además, analiza las brechas salariales según la situación educacional. Se observa que los ingresos promedio entre quienes no han finalizado la Educación Superior y quienes nunca han pasado por ella se mantienen planos, al ser comparados con la evolución de los ingresos de quienes sí la han finalizado.

sin-titulo
Ante esto, el estudio concluye que el crecimiento de la cobertura ha sido ineficiente, desde el punto de vista de las proyecciones laborales y económicas de quienes han sido los “beneficiarios” de dicha expansión.

La estructura productiva ya no es capaz de generar puestos de trabajo que utilicen en plenitud las competencias adquiridas por la fuerza laboral más calificada de la historia de Chile. Por otro lado, al observar las brechas salariales, un mensaje que se desprende es que quienes no pueden finalizar sus estudios, empeoran su situación respecto de quienes nunca se han matriculado en una institución de Educación Superior, ya que sus distancias en ingresos han tendido a estrecharse, con la diferencia que este último grupo no tuvo que endeudarse para insertarse en el mundo del trabajo.

*DESCARGA EL ESTUDIO COMPLETO ACÁ*

Anterior ¿Cómo hacer más fuertes las universidades latinoamericanas?
Siguiente [ESTUDIOS OBESUP] ¿Qué pasa con quienes no terminan sus carreras, en término de remuneración y deudas?

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *